ANNoticias

Pedro Varela: Hay que enfrentar a quienes mienten, manipulan y transgreden

Varela entrevista

A finales de septiembre, el historiador Pedro Varela Geiss fue nuevamente perseguido por su labor editorial. En esta ocasión se busca su encarcelamiento por dos años, su inhabilitación para ejercer la profesión de editor durante tres años y el pago de una multa de 10.800 euros.

¿España es un país libre? En fin. Como es de esperarse en los grandes medios de comunicación, se le negó a Pedro Varela hacer uso de la voz para defenderse de estas acusaciones. Por ello, es que esta entrevista realizada por el medio digital El Cadenazo es de gran valor y por lo que recomendamos su lectura.

EC – Hola Pedro, sin preámbulos, ¿qué le has hecho al fiscal Aguilar para que te odie tanto?

PV- Imagino que convertirme en el sentido de sus existencia: sin perseguido carece de sentido el perseguidor. Y si llegara a ser de dominio público que eso de una “fiscalía especial para delitos de odio” no es más que un chollo, del que viven las franquicias del sionismo, se quedaría sin salir en las fotos y sin meta vital, además de reducir sus emolumentos sustancialmente.

EC- ¿Cuál es tu situación procesal en estos momentos?

PV- Pues nos encontramos ante un nuevo tercer o cuarto proceso (uno ya va perdiendo la cuenta), esta vez con la excusa de que el Sr. Hitler no habría cobrado sus derechos de autor. Imagino que el “fiscal rojo” -como ya es conocido en Barcelona- anda sin dormir pensando que el Führer o su familia no cobra lo que le toca… ¿cierto? Evidentemente no. El Comisario del Odio o Fiscal Soviético –tanto monta, monta tanto- sólo necesitaba una excusa para poder perseguirnos de nuevo y así salir en la prensa, con lo que a final de año podrá presentar un nuevo informe demostrando el éxito de su departamento y lo necesario de su existencia.

EC- Si yo te digo la siguiente frase, “libertad de expresión”, ¿qué te sugiere?

PV- Un camelo. Cuando ellos gritaban “libertad de expresión” querían decir en realidad “libertad de expresión para los nuestros, persecución para la alteridad ideológica”.

EC- Los que te conocemos sabemos que ni te planteas abandonar la lucha, pero, ¿no me digas que no te has planteado alguna vez continuar con ella en otro país donde se respete verdaderamente la libertad de opinión?

PV-Carece de sentido. Hay que hacer frente a quienes mienten, manipulan y trasgreden, poniéndoles en evidencia en aquel sector del frente que nos haya tocado defender.

EC- En 1979, una sentencia del Tribunal Supremo Federal de Baviera declaraba lícita la posesión y difusión del Mein Kampf . El último día del año en curso además se extinguen los derechos de edición del mismo estado de Baviera, ¿nos encontramos ante una caza de brujas a la desesperada?

PV- Sin lugar a dudas. Primeramente porque la heredera legal de dichos derechos era Paula Hitler, su hermana, que los reclamó hasta su fallecimiento en Berchtesgaden en 1960. Segundo porque los derechos del Mi Lucha fueron confiscados por los ocupantes americanos, algo prohibido por la legislación internacional, que no admite que una potencia extranjera se inmiscuya en asuntos administrativos del país ocupado. Tercero porque el Estado Libre de Baviera no existía cuando el autor del libro falleció (El General Eisenhower con su Proclamación Número 2 del 28 de Septiembre de 1945 creó oficialmente el Estado Libre de Baviera bajo la dirección del General Lucius D. Clay), que se arroga ahora los derechos, sin pertenecerles realmente, puesto que es contrario a la jurisprudencia internacional que potencias extranjeras se entrometan en asuntos internos del país vencido.

En cualquier caso el Estado heredero del Reich –todavía existente, jurídicamente hablando, hasta nuestros días según el Tribunal Constitucional Alemán- habría sido el Gobierno del Gran Almirante Dönitz de Flensburg, nombrado Presidente del Reich por Hitler en su Testamento Político, pero depuesto manu militari por los británicos, y no el Estado Libre de Baviera, inexistente como digo por entonces. Además, la intención de Baviera no es editar el libro y reclamar a quien le haga la competencia como editor, sino impedir a toda costa la difusión del libro –con notable fracaso, como sabéis, pues está editado en todos y cada uno de los países europeos por no hablar del segundo y tercer mundo-. Pero impedir la libertad de información e investigación no es de recibo, de ahí la rebeldía generalizada en este tema a nivel planetario: no les hace ni les ha hecho puñetero caso nadie en ninguna parte. La misma Juez que inició este caso en 2009 dio carpetazo al asunto ante su inconsistencia y la Embajada Alemana aceptó la decisión… pero nuestro amigo el Fiscal de extrema izquierda está al acecho, como hemos señalado, para justificar la poltrona, así que recurrió dicha decisión a sus amigotes de la Audiencia Provincial de Barcelona, quienes obligaron a los juzgados a reabrir el caso. Y en eso estamos.

Resulta de gran peso la exitosa defensa de un editor escandinavo: Mein Kampf se publica en Suecia. Contacté con la editorial y me dijeron que un profesor sueco había puesto un prólogo en la obra de dos tomos. En resumen Göthe argumentó que según la Convención de Berna sobre derechos de autor, se afirma contundentemente que el “URHEBERRECHT” (derecho de autor) NO PUEDE SER REPRIMIDO, pues se trata de un derecho INMATERIAL y por tanto no puede ser confiscado (por los americanos). Según el proceso contra esta Editorial Sueca (Hägglunds förlag, de tendencia maoísta), los argumentos de la defensa fueron los siguientes (Stiftelsen Klavrekutur – Hägglunds förlag – Folkets Hus S-360 72 Klavreström Tel & fax: 00 46 474 407 66 ): (La sentencia judicial del tribunal Supremo no reconoce el derecho de Baviera a impedir la publicación del Mi Lucha).

A) Cuando Mein Kampf (Mi Lucha) fue publicado en Suecia en 1992, el gobierno de Baviera intentó imponer una prohibición del libro. El caso llegó incluso hasta el Tribunal Supremo de Suecia. La Corte decidió en 1998 que, dado que la administración de Baviera actual no tiene técnicamente nada que ver con el antiguo Estado de Baviera (todos los Estados del antiguo Reich fueron disueltos al finalizar la II Guerra Mundial), (si bien las Fuerzas Defensivas alemanas (Wehrmacht) firmaron la capitulación incondicional, el Reich como tal seguiría jurídicamente existiendo hasta el día de hoy según el derecho internacional, si bien en una situación de limbo, ante la falta de una estructura que lo represente). La República Federal, como en su día la República Democrática, no es sino un ente impuesto por las fuerzas de ocupación por la fuerza, con los que por cierto no se ha firmado hasta el día de hoy un Tratado de Paz (Alemania sigue siendo reconocido como Estado enemigo por los vencedores). Por lo que el título y el Copyright del Mi Lucha no pueden pertenecer a la actual administración de Baviera. Dado que la casa editorial (Franz Eher Verlag de Munich) que publicó el libro en los años veinte, treinta y cuarenta ha dejado de funcionar como negocio desde hace casi siete décadas, el libro “Mein Kampf” debe ser considerado como en una situación de limbo o incluso más precisamente de dominio publico, afirman los tribunales suecos. El caso fue finalmente ganado por el editor sueco.

B) Los derechos de autor son inmateriales y no confiscables.

C) Las Convenciones de los respectivos Estados es independiente de la situación alemana como nación en su día ocupada, que la obligó a legislar para la represión del texto (por eso Baviera no deja editarlo, pero no para lucrarse con el libro, por lo tanto no existe un daño económico al editarlo pues no se puede hacer la competencia a lo que no existe).

D) Se cita el Testamento de Adolf Hitler, en el que el autor dejó sus derechos al Estado de Baviera de aquélla época y no al actual, pero el caso es que en 1946-1948, por tanto antes de la fundación de la República Federal Alemana, las potencias ocupantes decidieron confiscar las propiedades de los líderes alemanes como presunta compensación a los daños y costos de guerra. Esto va contra la Convención de La Haya, pues supone una injerencia clarísima en asuntos internos de aquel país. Por lo demás el Estado Libre de Baviera nunca se refirió al Testamento de Hitler, sino a su cesión por parte de los americanos ocupantes y su intención de no permitir su difusión, desinteresándose de toda cuestión económica.

El 30 de abril de 1945 Hitler fallece. Los derechos pasan automáticamente a su familia. El Consejo de Control interaliado se arroga la posesión. Pero la familia, Paula Hitler en concreto, hermana del finado, intenta recuperar esos derechos, lógicamente sin éxito ante la situación de ocupación de su país, por lo que ni siquiera pudo llegar a un proceso. Lo que es evidente es que la administración actual de Baviera no tiene derecho alguno sobre los mismos.
Hay otros argumentos, los dejamos para la defensa en el juicio.

EC-No podemos dar por finalizada esta entrevista sin una pincelada de humor. Ya sabes Pedro, aquello del inolvidable Brasillach, “no pierdas la sonrisa ni cuando te vayan a fusilar” . . .

PV- Ni cuando te vayan a juzgar y a condenar… podemos amargar la existencia de esta gentuza fácilmente riéndonos de sus pataletas, porque a la postre ellos han sido aupados a los resortes del poder, pero nosotros tenemos razón, y al final la seguiremos teniendo, por mucho que se desgañiten. El gran problema de los demócratas es que no lo son…

EC- Como librero, ¿crees Pedro que algún día veremos en las estanterías del Corte Inglés, el “Diario de Ana Frank” en la sección de literatura fantástica?

PV- Estoy convencido de ello. Los colegiales del mundo entero se ven obligados a leer dicho texto, que no escribió la desdichada niña, sino algunos familiares y autores teatrales que vieron la posibilidad de negocio con una historia lacrimógena. Pero la verdad se abre paso lenta pero inexorablemente, ya sólo falta que la investigación seria alcance la difusión necesaria. La suya es la “verdad política”, la nuestra es la verdad científica.

The following two tabs change content below.
La Revista Digital 'Disidencia' es un blog nacionalista e Iberoamericano de Tercera Posición donde se comparten artículos sobre Cultura Occidental, Revisionismo Histórico, Política Internacional, Noticias, Medio Ambiente y Libros recomendados. Todo el material esta escrito por los miembros y colaboradores externos de El Ministerio de Propaganda.

Comentarios

comentarios

One comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top