ANNoticias

Afrodita de Arles, importante obra griega que influyó al neoclásico

Venus-Arles-MinisterioG

Por Lucia Hernández Soria

El neoclásico en la escultura se caracterizó por tratar de rescatar las obras fragmentadas que se encontraron en las primeras excavaciones arqueológicas, restaurando en algunos casos, y en otros se encargó de copiar la pieza en su totalidad de acuerdo con lo que se conocía del autor como su técnica, estilo o impresiones escritas acerca de su trabajo.

Venus Arles Louvre MinisterioGEste es el caso del ateniense Praxíteles, quien es el autor más influyente en la escultura moderna por haber revolucionado la forma en que se observa una pieza, esto al darle por primera vez la percepción de movimiento, además de ser el primero que ejecutó desnudos femeninos en una proporción natural, siendo durante el neoclásico cuando fue retomado al punto de constituirse como uno de sus principios artísticos donde la naturalidad y el movimiento se consideraban como el nivel superior de la estética.

La vida de Praxíteles es un misterio, en la que tan solo se sabe que fue hijo de Cefisódoto el Viejo y que nació en Atenas, sobre la fecha tan solo existen suposiciones que se basan en la comparación de su trabajo con la de sus contemporáneos, aunque la obra de Praxíteles cuenta con un estilo propio en el que no se encuentran elementos de los movimientos artísticos de Grecia, pese a esto se ha situado como un artista del Siglo IV a.c.

La estatua de “Afrodita de Arles” es una de las piezas clave para el estudio de la obra de Praxíteles al conjugar todos los elementos de la plástica del clasicismo, como lo es la contraposición armónica de la estructura corporal, lo que hace que la escultura se pueda observar de diferentes ángulos sin perder su proporción y belleza, a esto técnicamente se le llama Contrapposto, que formalmente es la ruptura con la escultura antigua que solo se puede contemplar de frente, en manos de este autor la suavidad de la línea con la que esculpía hace que no exista un frente definido, es decir, que su armonía es tal que el cuerpo humano es llevado a su sublimidad recibiendo el nombre de “curva praxiteliana”.

En 1651 en las ruinas de un antiguo teatro romano en Arles, se encontraron tres fragmentos de esta escultura que fueron montados separadamente para ser colocados en el ayuntamiento de dicha ciudad, donde se exhibieron hasta que en 1683 fue escogida para la colección particular del Rey francés Luis XIV, por lo que se le llevó al escultor Jean Cornu (conocido por sus esculturas ornamentales de los jardines del Palacio de Versalles)  para su restauración total.

Cornu para este trabajo de restauración requirió de la destreza para crear una base en la que embonaron los fragmentos de la pieza original, que se sujetaron con barras de hierro cubiertas de una mezcla de resinas y mármol en polvo que posteriormente se pulieron para darle a la escultura un terminado liso, la habilidad como curador artístico que poseía Cornu es tal que la “Afrodita de Arles” no cuenta con ninguna grieta lo que hizo pensar que se trataba de una copia, sin embargo estudios sobre la escultura demostraron que se trata de mármoles de distintas regiones.

En esta representación se encuentra Afrodita sosteniendo en una de sus manos una manzana y en la otra que actualmente se encuentra vacía tenia un espejo lo que hace una clara alegoría a la belleza de esta diosa, según el relato mitológico Hipómenes le rogó a Afrodita que le ayudara a ganar una carrera contra la cazadora Atalanta en la que su padre la ofreció en matrimonio, para castigarla porque le desobedeció cuando fue a la cacería del Jabalí de Calidón. Atalanta tenia una belleza deslumbraba a los hombres pero contaba con la fuerza y el temperamento para que ellos huyeran de ella al verla vestida con las pieles de los animales que había cazado, no obstante esto no alejo a Hipómentes quien le hizo trampa en la carrera dejando caer tres manzanas doradas que le dio Afrodita que hicieron más lenta a Atalanta, quien debió de casarse con él.

Pero, Hipómenes no cumplió su promesa de rendirle tributo a Afrodita, por lo que la diosa enfureció condenándolos a la lujuria, como Atalanta había consagrado su virginidad a la diosa Artemisa esta le pidió a Cibeles que les castigara para la eternidad convirtiéndoles en los leones que tiran de su carruaje para siempre. 

The following two tabs change content below.
La Revista Digital 'Disidencia' es un blog nacionalista e Iberoamericano de Tercera Posición donde se comparten artículos sobre Cultura Occidental, Revisionismo Histórico, Política Internacional, Noticias, Medio Ambiente y Libros recomendados. Todo el material esta escrito por los miembros y colaboradores externos de El Ministerio de Propaganda.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top