ANNoticias

Jobbik: El sionismo es el único interesado en una guerra contra Siria

Márton Gyöngyösi

Márton Gyöngyösi

[Aecio] Actualmente el Estado judío es la única entidad interesada en una guerra contra Siria, indica Márton Gyöngyösi, el vicepresidente del Grupo Parlamentario del partido nacionalista Jobbik, vicepresidente del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento húngaro y miembro del Grupo Nacional de Hungría del Unión Interparlamentaria (UIP). 

Los invitamos a leer esta excelente entrevista.

Parece casi seguro que los Estados Unidos lanzarán un asalto militar contra Siria. ¿Cuáles podrían ser las consecuencias de un ataque militar? ¿Cómo podría cambiar el equilibrio de poder en el Medio Oriente?

La propaganda de guerra orquestada por Occidente, especialmente de Estados Unidos, siempre precede a un ataque militar, no da muchas esperanzas para mantener la paz.

A pesar de la fuerte ostentación de poder militar, hemos visto un evento algo inesperado que nos da un atisbo de esperanza: varios de los aliados más leales de los Estados Unidos han retirado su apoyo a Washington en este momento. Gran Bretaña y Polonia, que habían sido los primeros en unirse a las guerras de Irak y Afganistán, las cuales fueron precedidas por el mismo tipo de propaganda repugnante y campaña de desprestigio como el de Siria, dijeron un rotundo ” no” en esta ocasión.

Teniendo en cuenta la firme postura de Rusia y China, los dos grandes miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, y el notorio sentimiento antiguerra de la mayoría de las personas en todos los países occidentales, entre ellos Estados Unidos, no debemos renunciar a la esperanza de que el presidente estadounidense entre finalmente en razón.

Puede ser que sea demasiado optimista, pero creo que el hecho de que Obama haya considerado poner el tema a votación en el Congreso el 9 de septiembre, es un signo positivo. La razón por la que es tan importante es que el presidente estadounidense tiene el mandato de decidir entre la guerra y la paz sin la aprobación del Congreso. Espero que Obama, cuya campaña presidencial se centró en terminar las guerras fallidas e irresponsables lanzados por los republicanos, esté transfieriendo la responsabilidad al Congreso con el fin de utilizarlos como una vía de escape de las garras del lobby sionista pro -Israel que impone presión sobre todos los presidentes estadounidenses mientras administra la política exterior de Estados Unidos desde las sombras.

Actualmente, el estado judío es la única entidad interesada en una guerra lanzada contra Siria. Del mismo modo, la provocación de las guerras anteriores sirvió también a los intereses sionistas.

Hoy, cuando los grupos de presión están trabajando día y noche para influir en los representantes del Congreso, la pregunta es si el sentido común y el interés del pueblo estadounidense superará o no los intereses sionistas.

Sin embargo, todo el mundo siente que iniciar una guerra sin mandato del Consejo de Seguridad de la ONU, es decir, haciendo caso omiso del derecho internacional, crearía un precedente peligroso y podría conducir a la desestabilización de Siria, así como de todo el Medio Oriente. Esto equivaldría a una premonición de un conflicto en una guerra mundial.

¿Qué tipo de reacciones se pueden esperar de Moscú, Irán, Israel y Turquía en caso de una posible intervención militar?

En la actualidad, Moscú es el único que está realizando una política exterior responsable y sobria en el conflicto sirio mediante la promoción de una solución pacífica de conformidad con el derecho internacional. Por otro lado, también expresaron muy claramente lo que iban a hacer y donde se posicionarían en el caso de un conflicto armado. Así que la situación actual es que los Estados unidos podría considerar la posibilidad de tener que enfrentarse a Rusia si un conflicto armado estalla.

En lo que es Irán se refiere, la reacción reservada del recién elegido presidente Rohani es algo sorprendente, pero no cabe duda de que Irán, que aspira a un papel de primera potencia regional, está fundamentalmente interesado y dispuesto a hacer sacrificios por la supervivencia del régimen alauita-chiíta de Assad, el ha sido una roca estable en el mar sunita durante medio siglo.

No hay duda de que Israel, que rige la política exterior de Estados Unidos desde las sombras, también uniría a los estadounidenses.  No es ninguna sorpresa que el estado judío está interesado fundamentalmente en un conflicto, ya que, desde su creación, siempre ha provocado guerras contra sus vecinos para estabilizar su propia posición en la región. Con el fin de restablecer la política de colonización sionista, los acontecimientos de la primavera árabe hacen necesaria una intervención militar de nuevo, desestabilizando los vecinos fuertes y estables de Israel.

El verdadero enigma es el papel de Turquía. Lógicamente , el gobierno islamista de Erdoğan, basándose en un éxito económico sin precedentes, aspira a la función de líder de la región en un período en que el status quo (el estado de cosas existente ) ha sido de alguna forma quebrantada por la primavera árabe, y entrando en el largo conflicto  suni-chiíta de Arabia Saudita e Irán como el tercer contendiente, a fin de convertirse en la potencia dominante en la región, cuya participación es esencial para la solución de la cuestión siria.

Obviamente Turquía no está interesada ​​en la supervivencia del régimen de Assad, que cuenta con el apoyo de los chiítas de Irán, así como de Rusia, otro gran rival histórico de Turquía. En mi opinión, este aspecto queda eclipsado por el peligro de que la destitución de Assad pueda terminar desestabilizando a Siria, lo que abriría el camino para Arabia Saudita, Qatar, y los salafistas y wahabíes, los movimientos extremistas islámicos que coopera abiertamente con Al- Qaeda y otros organizaciones terroristas y disfrutar del altamente controversial apoyo de Occidente.

Si se tiene que elegir entre una semi-dictadura estable o un estado terrorista inestable, no hay duda que el primero sirve a los intereses de todos los países más cercanos y más lejanos.

¿Cómo explicarías el que la estrategia de los Estados Unidos no logró los resultados esperados en Iraq, Afganistán, Pakistán y Libia?

De hecho, no es sorprendente en absoluto, todos los imperios decadentes siguen el mismo camino. Estados Unidos no es diferente: sólo puede maquillar y financiar sus enormes tensiones económicas y sociales internas si adquiere más y más recursos lanzando una guerra tras otra.

Al igual que el imperio soviético, los Estados Unidos está tratando expandirse en el mundo, confiando en su controvertida y gastada ideología falsa.

Lo que distingue a los Estados Unidos de sus predecesores, y permite su expansión, es el mesianismo apasionado con la que impone su poder en el mundo exterior, y el cual se ve en la ignorancia extrema y en el primitivismo. Los Estados Unidos consideró tres aspectos en términos de las guerras en el Oriente Medio: la seguridad de Israel, los intereses económicos y geoestratégicos estadounidenses.

Desde el punto de vista de los “consumidores”, estas campañas tuvieron éxito en el corto plazo. La pregunta es qué efectos a largo plazo estas guerras tendrán sobre la estabilidad y la prosperidad de la región.

Jobbik hizo un llamado para convocar al Comité de Relaciones Exteriores del Parlamento húngaro. ¿Por qué es importante para ti?

Hemos asumido de que si hay un conflicto muy peligroso como el que actualmente se desarrolla en Siria, no sería una mala idea discutir el tema en el Parlamento húngaro, el cual refleja y representa la voluntad de la nación húngara.

Había un obstáculo técnico en el camino de nuestra petición, necesitábamos las firmas de una quinta parte de la Comisión. Dado que el Comité cuenta con veinte miembros, y sólo tres de ellos son representantes de Jobbik, era necesario un voto más. A pesar de nuestros esfuerzos concertados, no pudimos obtener el cuarto. No pudimos influir en los representantes de Fidesz, que rechazan automáticamente cualquier iniciativa de Jobbik , ni del representante pacifista del LMP Katalin Ertsey, que tiene una postura contra la guerra, por no hablar de los representantes de la Democracia Cristiana, que al menos deberían sentirse indignados por el hecho de que los rebeldes apoyados por sus aliados occidentales están matando sacerdotes y monjas en Siria.

 Por desgracia, esta es la situación en este momento, tenemos esos representantes tan valientes y virtuosos en el Comité de Relaciones Exteriores del Parlamento húngaro.

¿Qué espera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Hungría?

El nivel de subordinación del Ministerio a los intereses sionista-atlantistas se ve claramente por el hecho de que el liderazgo de la política exterior de Hungría fue el único que emitió sus típicos comunicados de prensa servil, haciendo eco de la absurda propaganda y de los cargos de la oficina estadounidense de relaciones exteriores luego del supuesto ataque químico en Damasco.

Este ministerio leopardo de relaciones exteriores nunca cambiará sus manchas, sólo puede actuar como lo dicta su naturaleza: doblegarse habitualmente al punto de vista actual de la potencia más fuerte, una actitud que arrastra desde la época soviética. En lugar de promover la causa húngara, sirve a los intereses extranjeros y no se da cuenta de que ya no se frota sobre un depredador impresionante y noble, sino a una hiena fétida.

¿Qué necesitamos saber sobre el régimen de Assad, los rebeldes, o como el gobierno sirio los llama, los terroristas? ¿Podemos decir que la guerra civil es en realidad una guerra de religión, o más bien una guerra sectaria? ¿Cree que el régimen de Assad caerá en el futuro previsible? Si es así, ¿qué pasa después? La idea de la transición hacia una democracia en realidad no ha tenido éxito en el Medio Oriente hasta el momento.

El sistema de Assad ha estado funcionando durante casi medio siglo, y podemos afirmar como un hecho que los Assad eran los únicos que podían estabilizar Siria en términos de economía, sociedad, cultura y religión, desde que el país se liberó de Francia.

Teniendo en cuenta el número de grupos étnicos y religiosos que viven en Siria, esto es todo un logro. En un país tan heterogéneo, sobre todo si se encuentra en el conflictivo Oriente Medio, la paz y la seguridad es un tesoro raro. Esto es lo que el pueblo sirio quizás se haya dado cuenta, porque la mayoría de la sociedad sigue apoyando Assad, a pesar de que esto no se anuncie en los medios de comunicación occidentales. Fue la diversidad étnica y religiosa lo que se aprovechó Occidente y sus aliados en la región, Israel y Arabia Saudita.

Desde que Assad basó su poder en un gobierno  de la minoría alauí-chiíta, los sunitas pensaron que era el momento de hacerse cargo con el apoyo de los países occidentales y del Golfo. En ese sentido, el conflicto de hecho se ha expandido a una guerra sectaria chiíta-sunita, donde las siluetas de la Irán chiíta y Arabia Saudí sunita, o Turquía, son discernibles en el fondo. Además de una guerra religiosa, Turquía, Arabia Saudita e Irán están compitiendo por el liderazgo regional en Siria.

Y encima de todo, se lleva a cabo una guerra geoestratégica. Por un lado, están los intereses estadounidenses, guiados por sionismo, que se centran en los aspectos de seguridad de Israel y el cerco estadounidense a Eurasia, mientras que por otro lado está el gran poder económico de China, que está interesada en la estabilidad, y de Rusia, que está tratando de detener la operación estadounidense de cercarlos.

La supervivencia del régimen de Assad es muy importante para Rusia. Assad significa la garantía de que Rusia mantendrá su gran flota estacionada en Siria, que es la única flota de ese tipo en el Mediterráneo. Por otra parte, Rusia considera el Medio Oriente como una especie de zona de contención en el camino de la expansión hacia el Norte de los movimientos islámicos extremistas. Moscú ya está luchando con la rápida expansión de los movimientos salafistas en el Cáucaso y Rusia trata de luchar contra esta guerra en áreas de operaciones que se encuentren lo más lejos posible de sus fronteras.

Creo que puedo aventurarme en decir que todas las personas sensatas y amantes de la paz, y sobre todo Europa, están interesados ​​en una Siria estable, lo que no se puede garantizar en absoluto si Assad es retirado a la fuerza y ​​los yihadistas toman el poder. Esto tendría consecuencias imprevisibles.

Traducido del inglés por Manuel Ortiz

The following two tabs change content below.
La Revista Digital 'Disidencia' es un blog nacionalista e Iberoamericano de Tercera Posición donde se comparten artículos sobre Cultura Occidental, Revisionismo Histórico, Política Internacional, Noticias, Medio Ambiente y Libros recomendados. Todo el material esta escrito por los miembros y colaboradores externos de El Ministerio de Propaganda.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top