ANNoticias

Klaus Barbie: A la caza del Che Guevara


Se cumple un nuevo aniversario de la muerte del guerrillero cubano-argentino Ernesto Che Guevara. Un 8 de octubre de 1967, el popular líder fue sorprendido por fuerzas militares bolivianas. Trasladado a La Higuera, Vallegrande, fue asesinado al día siguiente, por orden del presidente René Barrientos y de la CIA estadounidense. ¿Pero como es que logró ser capturado? Fuentes apuntan hacia un nombre: Klaus Barbie.

Jean Moulin

Klaus Barbie nació en Bad Godesberg, cerca de Bonn, al oeste de Alemania un 25 de octubre de 1913. Se unió a las Schutzstaffel (SS) a los 22 años y más tarde comenzó una carrera en el espionaje. En mayo de 1941 Barbie fue destinado a la Oficina de Asuntos Judíos, como oficial de inteligencia. Luego fue incorporado a la Gestapo en Amsterdam y en noviembre de 1942, con 29 años, enviado a Lyon, Francia, a hacerse cargo de la Gestapo local. Su tarea principal en Francia sería el de penetrar y destruir la resistencia francesa, la eficiencia en su labor lo llevaría a ser  apodado como ‘El carnicero de Lyon”.

Klaus Barbie obtendría fama por el cumplimiento de su más sonado caso, el arresto de Jean Moulin, uno de los miembros de más alto rango de la Resistencia Francesa.

Escapando a Bolivia

Klaus Barbie/Altman

Existen muchas versiones de como llegó a América, la más conocida es que tras la salida del ejército alemán de Lyon, Klaus voló a Alemania y creó una nueva vida bajo identidad falsa. Dada su enorme valía profesional, se cree que Barbie fue protegido y empleado por los servicios de contraespionaje del Ejército de los Estados Unidos (CIC),  para los que trabajó en Alemania entre 1947 y 1951, en actividades contra el comunismo. Ese año, ante las repetidas peticiones francesas para que fuese extraditado (ante lo que las autoridades estadounidenses declararon que desconocían su paradero), se trasladó a Bolivia junto con su familia, no sin antes hacer una parada en la Argentina de Perón, un 23 de abril de 1951. Allí, Klaus Barbie adoptó el apellido de Altman.

El conocido semanario Der Spiegel publicó un artículo en el 2011 señalando a Klaus Barbie como espía para la Inteligencia alemana en 1965 por tener dos importantes virtudes: era evidentemente un acérrimo patriota alemán y un “anticomunista militante”. Se le asignó el nombre en clave “Adler” (Águila) y quedó registrado con el número V-43118.

Cazando al mítico revolucionario

En el 2007, Kevin Macdonald planteó la intrigante posibilidad de que la captura del Che Guevara por la CIA en los bosques de Bolivia hace 40 años fue orquestada por Klaus Barbie.

My Enemy’s Enemy

El Enemigo de mi enemigo (My Enemy’s Enemy), un documental dirigido por Macdonald, examina cómo la vida profesional de Klaus Barbie se tuvo en cuenta cuando fue reclutado por la inteligencia estadounidense después de la Segunda Guerra Mundial como una herramienta útil contra el imperialismo soviético. Mientras tanto en 1966, Guevara llega a Bolivia con la idea de organizar la caída de la dictadura militar.

Los americanos habían estado cazando Guevara y, según la película, recurrieron a Barbie por su conocimiento de primera mano de la guerra de guerrillas, fama que logró al aplastar la resistencia francesa y dar muerte de su célebre líder, Jean Moulin.

Alvaro de Castro, hombre de confianza de Barbie y el cual fue entrevistado para la película, dice: “Se reunió con Mayor Shelton, el comandante de la unidad de los Estados Unidos. Altmann [Barbie] sin duda le dio consejos sobre cómo luchar esta guerra de guerrillas. Él utilizó la experiencia adquirida durante la Segunda Guerra Mundial. Se aprovecharon del hecho de que él tenía esta experiencia.

De Castro añade que Barbie tenía poco respeto por el Che Guevara.Altmann dijo una vez: “Este pobre hombre no habría sobrevivido si hubiese combatido en la Segunda Guerra Mundial. Él era un aventurero lamentable, nada que ver con su imagen popular. Las personas lo han convertido en un mito, en una gran figura. Pero, ¿qué ha logrado realmente? Absolutamente nada“.

Kai Hermann, un periodista, le dice a los cineastas: “Él [Barbie] siempre se jactó – aunque no puedo probarlo – que fue él quien ideó la estrategia para asesinar al Che Guevara“.

Las pruebas parecen poco concluyentes, pero Macdonald señala “La afirmación proviene de varias fuentes. Creo que tiene todo el sentido cuando entiendes lo que Barbie estaba haciendo y con quién que estaba trabajando en el ejército boliviano, y la forma en que lo admiraban como un oficial nacionalsocialista y lo que había hecho en la guerra.  Jean Moulin fue un episodio infame, y él lo usaría como su carta de presentación.

Guevara llegó a Bolivia disfrazado, similar a la Resistencia francesa, siempre disfrazado, viajando por todo el país sin ser visto por los alemanes. Sospecho que la participación de Barbie fue más en el plano teórico y, si lo piensas, tiene sentido desde el punto de vista del gobierno boliviano y los americanos. Tenía experiencia práctica exactamente en este tipo de situación, exactamente este campo. Él era fuertemente anti-comunista. Ni los estadounidenses ni los bolivianos tenían nada de este tipo de experiencia.

En octubre de 1967 el ejército boliviano, con ayuda de la CIA, capturó a Che Guevara y asesinándolo en el proceso.

Ocaso de un hombre

El 25 de enero de 1983 el gobierno del presidente Siles Suazo deportó a Barbie a Francia. Su proceso judicial comenzó en enero de 1987 en Lyon y fue juzgado por las deportaciones de poblaciones civiles. Barbie negó todos los cargos y se limitó a declarar. Finalmente, el 4 de julio de aquel año fue sentenciado a cadena perpetua por crímenes contra la humanidad. Cuatro años después, encontrándose en prisión el 25 de septiembre de 1991, falleció enfermo de leucemia.

Documental My enemy’s enemy 

The following two tabs change content below.
La Revista Digital 'Disidencia' es un blog nacionalista e Iberoamericano de Tercera Posición donde se comparten artículos sobre Cultura Occidental, Revisionismo Histórico, Política Internacional, Noticias, Medio Ambiente y Libros recomendados. Todo el material esta escrito por los miembros y colaboradores externos de El Ministerio de Propaganda.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Scroll To Top